viernes, 20 de mayo de 2016

Donde buscar dragones y como encontrarlos ~ Segunda Parte ~

¡Hola devoradores!

Yo estaba deseosa de escribir sobre ellos. Vosotros necesitabais esta entrada. ¡Y nuestros deseos se han hecho realidad! E aquí la nueva entrada sobre mí y mis familiares.

En esta ocasión (según por la encuesta de Twitter que acabo de poner para que votéis)  vamos a hablar de los tipos de dragones que podemos encontrar. Como bien os expliqué en la anterior entrada, no es fácil encontrarnos (Menos a mí, que soy una dragona muy moderna) pero siempre se puede hacer el intento. Aunque no aseguro que, si llegáis a encontrar uno, no os devore... 

En primer lugar, como bien os dije hace una semana, los dragones nos dividimos en dos grupos: los dragones viejos (tipo Smaug, que tiene muy mala baba y tiene unas peculiaridades muy de dragón viejete) y los dragones jóvenes, que somos aquellos que pasamos bastante de devorar, destruir y esas cosas chungas. Dentro de esas categorías, hay un sinfín de especies. Unos tienen más tendencia a ser como Smaug y los otros son todo lo contrario. Seguidamente, os enseñaré los más importantes de cada categoría:

El dragón con mala baba (El dragón malo de toda la vida de dios)

Son rojos, verdes, azules, violetas, dorados... Da igual de que color sean, pero son enormes, protegen algo en el interior de una enorme cueva y destruyen todo a su paso. ¿Los demás? Les da exactamente igual, solo quieren dormir y destruir. Así es su día a día. La verdad es que el resto de dragones le tenemos mucha manía a esta especie. Son muy pesados. Nunca les invitamos a nuestras fiestas. Como no, tienen que ser de la categoría de los viejos.


El dragón elegido (El pobre bicho que, por cosas del destino, acaba salvando el mundo junto a un ser inferior a él)

Si, queridos. Este tipo de dragón podéis conocerlos a través de innumerables historias. Estos pobres seres acaban en manos de un humano y se ven obligados (aunque en el libro/leyenda/cuento no lo explique) a seguir su destino con gran pesadumbre. Son PRECIOSOS, MARAVILLOSOS, FANTÁSTICOS. Y seguro que a muchos de ellos los adorareis, pero su existencia es triste, pues en realidad son del tipo anterior y deben hacer ver que son buenos ¡Pero en realidad no es así! Algunos si que acaban cambiando su corazón negro por uno puro, pero aunque cambien de bando siempre tienen ese afán por destruir y devorar. Aunque, como los humanos lo hacen servir como montura para luchar, son felices. Al menos destruyen un poco, aunque no tanto como a ellos les gustaría.


El dragón-fruta. (Dragones con mucho saboooooor)

De una de cada 100 frutas nace un dragón. Confirmado por los dragones científicos más famosos del mundo. En cualquier momento y en cualquier lugar, al partir una fruta puedes encontrarte con un adorable y precioso dragoncito con el color y el olor de dicho alimento. Siempre son pequeñitos y muy traviesos. ¡Y siempre tienen mucha hambre! Solo comen frutas y tienen que ser cuidados con mucho mimo, porque pueden oxidarse. En otra ocasión ya hablaré más sobre ellos, si os parecen curiosos.


El dragón sabio (Los dragones más listillos de nuestro mundo)

Estos dragones son los llamados dragones chinos, aunque realmente no solo se encuentran en Asia sino en todo el mundo, aunque muy bien escondidos. Son muy escurridizos y solo aparecen en momentos claves para ayudar con su gran sabiduría. No tienen cuerpo físico, sino que son etéreos. Pueden ser de distintos colores y son alargados como una anguila. (Inciso: las anguilas son parecias a los dragones no al revés, tsé) Siempre viven solos, en lo alto de las montañas. Este no tiene una categoría definida, podríamos decir que es raro y que va por separado.



El dragón de historias ( Licenciada en la Universidad de dragones sobre cuentos)

Ejem. El dragón no. LA DRAGONA. Osea, yo. Única y excepcional. Solo me alimento de cuentos y de historias. No tengo un cuerpo especifico, pues puedo cambiarlo a mi antojo como si fuera un vestido; un día me pongo estrellas, otro me vuelvo rosa, al siguiente soy grande y feroz... Así que nadie, nunca, me ha visto con mi verdadero aspecto. Hasta puedo convertirme en un humano. Me rodeo de seres humanos ya que todos explicáis maravillosas historias que son muy necesarias para mi existencia; si nadie contara cuentos, me moriría de tal aburrimiento que desaparecería del mundo. ¿Qué es lo que hago todo el día? Leer. Como no, estoy dentro de los dragones jovenes y modernos (Soy muy hypster (?) )


Aquí solo os he enseñado los más especiales, ¡pero hay más! Y no os preocupéis porque os presentaré a todos mis familiares a su debido tiempo, poquito a poco. 

Y como en la anterior entrada, ¡aquí os recomiendo varios libros sobre nosotros!




 * De estos cuatro solo he leído Draconia, aquí tenéis la reseña por si os interesa saber mi opinión :) *

Y hasta aquí la entrada de hoy, devoradores. Si queréis más, dejármelo en los comentarios :D

¡Nos leemos!

10 comentarios :

  1. ¡Hola, preciosa! Como siempre un placer conocer detalles de tus familiares.Besos mil

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El placer es mio, sabiendo que mis entradas te entretienen :D

      ¡Muchos mordisquitos de dragoncita!

      Eliminar
  2. ¡Buenas!
    La verdad es que me sorprende no haber conocido hasta ahora la existencia del tipo 3, con la cantidad de frutas que me he comido a lo largo de mis numerosos años de vida...
    Gracias por deleitarnos con algunos datos sobre tus parientes, me ha encantado leerte.
    Namaste <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los del tipo tres nadie los ha conocido hasta ahora, ¡y hay muchos otros que no sabéis de su existencia y que son maravillosos! Pero ya los iré presentando poco a poco.

      ¡Muchas gracias a ti por pasarte y leerte la entrada! :)

      Eliminar
  3. Hola dragoncita! Por tu culpa me voy a ir a Mercadona a comprar fruta jajajajaja. Jo me encantan! Ha sido una entrada muy chula, de hecho, estas mini entradas sobre vosotros creo que hasta las voy a imprimir para leerselas a mi príncipe de tres años, al cuál le gustan mucho los dragones sabios. Besos dulce dragona!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oiiiis, ¡se me suben los colores! >w< Espero que a tu pequeñin le guste la entrada tanto como a ti y disfrute soñando con nosotros, los dragones :D

      ¡Muchos mordisquitos para ti y para tu nene!

      Eliminar
  4. hola! hermosos, hermosos, hermosos!!!! me encantaron . yo tengo un dragon azul hecho por mi marido que es modelista de epoxi. los amo, son magicos. las imagenes te hacen soñar y desear tener uno. besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ohhh, ese dragón tengo que verlo :) ¡Y me encanta que te hayan encantado, espero que el resto de entradas sobre mis familiares te gusten tanto como esta!

      Eliminar
  5. Hola!

    Me han gustado todos los tipos de dragones, aunque del tipo 3 no tenía ni idea, entre ese y el dragón elegido, a cuál escogería? no lo sé aunque el dragón de historias también tiene su aquel.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Lo sé, lo sé! Todos son precioosos y tienen su aquel ¿verdad? jajajaja ¡Pues todavía quedan muchos por conocer!

      ¡Muchas gracias por comentar!

      Eliminar